viernes, 29 de febrero de 2008

Como hacer un mapa conceptual

1. – En la medida que se lea debe identificarse las ideas o conceptos principales e ideas secundarias y se elabora con ellos una lista.

2. - Esa lista representa como los conceptos aparecen en la lectura, pero no como están conectadas las ideas, ni el orden de inclusión y derivado que llevan en el mapa. Hay que recordar que un autor puede tomar una idea y expresarla de diversas maneras en su discurso, para aclarar o enfatizar algunos aspectos y en el mapa no se repetirán conceptos ni necesariamente debe seguirse el orden de aparición que tienen en la lectura.

3: - Seleccionar los conceptos que se derivan unos de otros.

4. - Seleccionar los conceptos que no se derivan uno del otro pero que tienen una relación cruzada.

5.- Si se consiguen dos o más conceptos que tengan el mismo peso o importancia, estos conceptos deben ir en la misma línea o altura, es decir al mismo nivel y luego se relacionan con las ideas principales.

6. - Utilizar líneas que conecten los conceptos, y escribir sobre cada línea una palabra o enunciado ( palabra enlace) que aclare porque los conceptos están conectados entre sí.

7. _ Ubicar las imágenes que complementen o le dan mayor significados a los conceptos o proposiciones.

8. -. Diseñar ejemplos que permitan concretar las proposiciones y /o conceptos.

9- Seleccionar colores, que establezcan diferencias entre los conceptos que se derivan unos de otros y los relacionados ( conexiones cruzadas).

10. - Seleccionar las figuras (óvalos, rectángulos, círculos, nubes) de acuerdo a la información a manejar.

11. - El siguiente paso será construir el mapa, ordenando los conceptos en correspondencia al conocimiento organizado y con una secuencia instruccional. Los conceptos deben ir representados desde el más general al más especifico en orden descendente y utilizando las líneas cruzadas para los conceptos o proposiciones interrelacionadas.

martes, 19 de febrero de 2008

Caracteristicas de un mapa conceptual

Los MAPAS CONCEPTUALES deben ser simples, y mostrar claramente las relaciones entre conceptos y/o proposiciones.

Van de lo general a lo específico, las ideas más generales o inclusivas, ocupan el ápice o parte superior de la estructura y las más específicas y los ejemplos la parte inferior. Aún cuando muchos autores abogan porque estos no tienen que ser necesariamente simétricos.

Deben ser vistosos, mientras más visual se haga el mapa, la cantidad de materia que se logra memorizar aumenta y se acrecienta la duración de esa memorización, ya que se desarrolla la percepción, beneficiando con la actividad de visualización a estudiantes con problemas de la atención.

Los conceptos, que nunca se repiten, van dentro de óvalos y la palabras enlace se ubican cerca de las líneas de relación.

Es conveniente escribir los conceptos con letra mayúscula y las palabras de enlace en minúscula, pudiendo ser distintas a las utilizadas en el texto, siempre y cuando se mantenga el significado de la proposición.

Para las palabras enlace se pueden utilizar verbos, preposiciones, conjunciones, u otro tipo de nexo conceptual, las palabras enlace le dan sentido al mapa hasta para personas que no conozcan mucho del tema.

Si la idea principal puede ser dividida en dos o más conceptos iguales estos conceptos deben ir en la misma línea o altura.

Un mapa conceptual es una forma breve de representar información.

Los errores en los mapas se generan si las relaciones entre los conceptos son incorrectas. Es fundamental considerar que en la construcción del mapa conceptual, lo importante son las relaciones que se establezcan entre los conceptos a través de las palabras-enlace que permitan configuran un "valor de verdad" sobre el tema estudiado, es decir si estamos construyendo un mapa conceptual sobre el "Poder Político" la estructura y relaciones de este deben llevar a representar este concepto y no otro. Para elaborar mapas conceptuales se requiere dominar la información y los conocimientos (conceptos) con los que se va a trabajar, lo que quiere indicar que si no tenemos conocimientos previos por ejemplo sobre energía nuclear mal podríamos intentar hacer un mapa sobre el tema, y de atrevernos a hacerlo pueden generarse las siguientes fallas en su construcción:

Que sea una representación gráfica arbitraria, ilógica, producto del azar y sin una estructuración pertinente.

Que solo sean secuencias lineales de acontecimientos, donde no se evidencie la relación de lo más general a lo específico.

Que las relaciones entre conceptos sean confusas e impidan encontrarle sentido y orden lógico al mapa conceptual.

Que los conceptos estén aislados, o lo que es lo mismo que no se de la interrelación entre ellos.

Utilización de lenguajes

Utilización de distintos lenguajes

-Utilización e interpretación del lenguaje gráfico teniendo en cuenta la situación que representa y utilizando el vocabulario y símbolos adecuados.

-Utilización e interpretación de mapas conceptuales para describir la relación entre conceptos; función, aplicación, conjuntos, dominio, recorrido, dependencia funcional, variabilidad, límite de función en un punto, continuidad intervalo, monotonías, etc...

-Utilización de expresiones algebraicas para describir gráficas. Algoritmos y destrezas.

-Detección de errores en las propias relaciones entre conceptos.

-Creación de relaciones cruzadas entre conceptos.

El papel del profesor

Es importante combinar correctamente en tiempo y forma el papel del profesor. En los primeros pasos prepondera un papel magistral y tratamiento expositivo. En la presentación de trabajos de campo con problemas-ejemplo ( como gráficas espacio-tiempo, crecimiento de población, consumo, etc) es un organizador de tareas, distribuyendo tareas y proporcionando fuentes de información. También existen exposiciones germinales (preguntas dirigidas, etc). En la confección de mapas es un asesor por grupos.
La observación de los mapas permite evaluar la cantidad y claridad de los conceptos manejados, tanto por la jerarquía que presenten los grupos como por las relaciones cruzadas que plantean y la relación con los ejemplos tratados.

Es así mismo un importante vehículo de investigación pues permite observar los errores y lagunas conceptuales, permitiendo analizar la significatividad de los ejemplos y funciones utilizadas, así como la línea argumental expositiva del tema.
a continuación algunos apuntes de objetivos y contenidos para el diseño curricular de la unidad didáctica de Funciones, relativos al trabajo con mapas.

Objetivos más relevantes.

-Potenciar la relación entre conceptos matemáticos como conjunto, aplicación, función, dominio, recorrido, dependencia, variabilidad, crecimiento, límites, continuidad, etc...

-Potenciar el conocimiento matemático como un ámbito susceptible de discusión y debate.

-Potenciar el trabajo en equipo y negociación de tomas de decisiones. Contenidos relativos a hechos conceptos y principios. Información sobre fenómenos causales.

Actitudes

-Valorar las propias aportaciones y sugerencias personales en la elaboración de los mapas.

-Valorar el debate y trabajo grupal como la manera más eficaz para realizar determinadas tareas. -reconocimiento y valoración de las relaciones entre el lenguaje gráfico y otros conceptos y lenguajes matemáticos.

-curiosidad por investigar relaciones entre conceptos.

-Dependencia funcional: formas de expresar la dependencia, descripción verbal, tablas, gráficas, fórmulas.

-Características globales; continuidad, crecimiento, extremos, tendencia.

-Características locales; variabilidad, tasa de variación media.

-Funciones elementales, lineales, parabólicas, escalonadas. (Añadiríamos en Matemáticas I el tratamiento intuitivo y gráfico de ramas infinitas, continuidad, derivabilidad ; la interpretación de propiedades haciendo uso del análisis; y funciones exponenciales trigonométricas y logarítmicas.)

Aprendiendo a mapea

Escoger un apartado del tema en el que el alumno esté familiarizado. Un buen recurso para apoyarse puede ser un texto confeccionado por el profesor relativo a los triángulos. Por ejemplo: "El triángulo es un polígono de tres lados, tres ángulos y tres vértices. Se clasifican según sus lados en equiláteros, escalenos e isósceles.También los podemos clasificar según sus ángulos, si tienen los tres agudos son acutángulos, si tienen un obtuso son obtusángulos, y si tienen un ángulo recto, rectángulos.

Escribir en la pizarra, en una columna los conceptos (de seis a diez) y en otra las palabras-enlace. Así aparecerían polígono, triángulo, lado, ángulo, ángulo agudo, triángulo obtusángulo, etc... -El profesor construye el mapa enfatizándo cuales son los más generales e importantes (jerarquización) y buscando con los alumnos cuales son las palabras enlace más adecuadas. Ontoria señala que la elaboración de relaciones cruzadas es preferible abordarlo posteriormente. La clase se divide en grupos, y cada uno elabora un mapa sobre otro aspecto del tema. O por ejemplo completar el anterior incluyendo nuevos conceptos como cateto, hipotenusa, base, altura, área, mediatriz, mediana, bisectriz, baricentro,circuncentro, incentro, etc...

Finalmente, cada grupo expone y explica su mapa al resto de la clase. Aquí puede resultar bastante útil el uso de retroproyectores. Utilización de la técnica. Bien, ya sabemos mapear, ¿ ahora qué ? . Pues adelante con la unidad didáctica programada, clases expositivas, ejercicios-tipo, resolución de problemas, tareas grupales... etc. El único cambio es que cuando hayamos desarrollado un bloque conceptual, usaremos una sesión para hacer el mapa de esa parte.

Como herramienta didactica

abogando a favor de un aprendizaje con mayor énfasis en la adquisición consciente de una estructura cognitiva o esquema conceptual en que se relacionen adecuadamente los diferentes conceptos. Los mapas conceptuales han sido considerados, en un enfoque constructivista, como una herramienta didáctica útil para promover la adquisición de esta estructura cognitiva.
los mapas conceptuales como herramienta en la planificación y ejecución de secuencias instruccionales. Se incluyen ejemplos en varios niveles educativos y se elaboran algunas ideas sobre la construcción de los mismos y su relación con los hipertextos y páginas web. Los resultados obtenidos por el autor en el uso de mapas conceptuales con estudiantes de un curso básico de matemática universitaria sugieren la conveniencia de profundizar en el tema y su uso paralelo con los métodos ordinarios de instrucción.

Identificamos, entre otras, dos motivaciones para la elaboración de un mapa conceptual, la primera se origina a partir de la apreciación de una dificultad en el aprendizaje de un tema o contenido especifico, representado a veces en un problema que los alumnos no han podido resolver; la segunda, en el interés en representar cierta área o bloque de contenidos.

domingo, 3 de febrero de 2008

Aplicación vs eficacia

Aunque no comprendemos el funcionamiento de los mecanismos específicos que actúan en el cerebro y que nos permiten almacenar la información, es evidente que las redes neuronales que se establecen son bastante complejas, con muchas conexiones cruzadas entre las células cerebrales en acción. La elaboración de mapas conceptuales es una técnica destinada a poner de manifiesto conceptos y poposiciones. Hasta este momento, sólo se pueden hacer conjeturas sobre el grado de acierto con que los mapas conceptuales representan los conceptos que poseemos, o la gama de relaciones entre conceptos que conocemos (y que podemos expresar como proposiciones). En el proceso de elaboración de los mapas podemos desarrollar nuevas relaciones conceptuales, en especial si, de una manera activa, tratamos de construir relaciones proposicionales entre conceptos que previamente no considerábamos relacionados.

Las aplicaciones de un mapa conceptual son ilimitadas. En particular, es en las ciencias de la educación en donde han sido mayormente utilizadas.
Los mapas conceptuales dirigen la atención, tanto del esudiante como del profesor, sobre el reducido número de ideas importantes en las que deben concentrarse en cualquier tarea específica de aprendizaje. Un mapa conceptual también puede hacer las veces de ñamapa de carretera sî donde se muestran algunos de los caminos que se pueden seguir para conectar los significados de los conceptos de forma que resultan proposiciones. Una vez que se ha completado una tarea de aprendizaje, los mapas conceptuales proporcionan un resumen esquemático de todo lo que se ha aprendido.
Puesto que se produce más fácilmente un aprendizaje significativo cuando los nuevos conceptos o significados conceptuales se engloban bajo otros conceptos más amplios, más inclusivos, los mapas conceptuales deben ser jerárquicos; es decir, los conceptos más generales e inclusivos deben situarse en la parte superior del mapa, y los conceptos conceptos progresivamente más específicos y menos inclusivos, en la inferior.
Las relaciones subordinadas entre conceptos pueden cambiar en diferentes segmentos de aprendizaje, por lo que en un mapa conceptual, cualquier concepto puede -elevarse- a la posición superior, y seguir manteniendo todavía una relación proposicional significativa con otros conceptos del mapa.

Todas las investigaciones citadas demuestran que el uso de mapas conceptuales hechos por el profesor incrementan tanto el aprendizaje como la retención de información científica. Los estudiantes producen mapas como herramientas de aprendizaje.
Puesto que los mapas conceptuales constituyen una representación explícita y manifiesta de los conceptos y proposiciones que posee una persona, permiten a profesores y alumnos intercambiar sus puntos de vista sobre la validez de un vínculo proposicional determinado, o darse cuenta de las conexiones que faltan entre los conceptos y que sugieren la necesidad de un nuevo aprendizaje.

En suma, la riqueza del conocimiento puede ser incrementada por el uso de mapas conceptuales. Diversos autores sugieren que los estudiantes que hacen o analizan mapas conceptuales tendrán un conocimiento base amplio y, por lo tanto, estarán más disponibles a resolver problemas en comparación a aquellos estudiantes que han aprendido por memorización.
Ultimamente, se ha probado la eficacia de diferentes tipos de presentaciones ( mapas conceptuales, texto sobrelineas o listas ) sobre aprendizaje entre estudiantes con diferente cantidad de conocimiento previo. Se encontró que estudiantes con menor conocimiento previo aprendió mejor con mapas conceptuales que las otras dos presentaciones lineales